img_n1
INNOVACIÓN PARA EL DESARROLLO

2º parte

  En la primera parte del artículo aborde las principales barreras que existen en Latinoamérica para promover la innovación para el desarrollo, además de puntear algunas estructuras que se pueden adoptar en la región para cambiar el panorama de la innovación y conseguir el desarrollo de los países.   La innovación para el desarrollo no tiene límites, pero en esta ocasión me centraré en la innovación tecnológica en la agricultura, como resalta la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por su siglas en inglés) la capacidad de las industrias agrícolas y alimentarias para seguir respondiendo durante las futuras décadas al aumento de la demanda de alimentos y la diversificación de estos dependerá de la aplicación de nuevas innovaciones tecnológicas. Sin embargo la aplicación de innovaciones tecnológicas en la agricultura, específicamente en Latinoamérica, requiere que los países y las agroindustrias tomen en cuenta los siguientes componentes:  
  • Valor agregado. Cada vez es más frecuente que los consumidores prefieran alimentos con mayor valor agregado en términos de conveniencia, calidad, inocuidad y alimentos saludables. Los consumidores demandan productos y las empresas ofrecen alimentos con mejores atributos de nutrición y salud; de calidad y de precio. El consumo de estos alimentos crece significativamente cada año y está asociado a las tendencias de mayor cuidado y mayor calidad de vida.[1].
 
  • Cadena de valor. Lograr fortalecerse entre el agricultor y la industria buscando intereses y trabajo mutuo es una exigencia en el mundo globalizado, además la coordinación mediante las cadenas de valor exige un intercambio de innovación tecnológica con el objetivo de alcanzar el éxito para todos los actores involucrados[2].
 
  • Diversificación de la producción primaria. El cultivo de alimentos básicos es primordial para la población, sin embargo en un mundo tan competitivo se debe aprovechar las cualidades de los alimentos agrícolas para diversificar e innovar en la transformación de los productos en otros agregados a partir de la materia prima. Asimismo, la diversificación implica la introducción a nuevos mercados y el crecimiento empresarial, lo que proporciona mayor generación de empleo para la comunidad y por ende contribuye al desarrollo del país.
 
  • Productividad. Para el sector empresarial la innovación tecnológica representa la oportunidad de mejorar los niveles de productividad, la calidad de los productos y la competitividad de la empresa. A su vez la mejora en la productividad a través de la innovación tecnológica conlleva la implementación de patrones de producción sostenibles, que garantizan el éxito empresarial de las agroindustrias a largo plazo.
  Impulsar estos componentes permitirá ir un paso adelante en las exigencias de consumidores mundiales y transformar nuestra sociedad a través de la innovación para el desarrollo. Impulsarlo requiere contar con un mismo enfoque y esfuerzo conjunto entre el sector gubernamental y las agroindustrias, compartiendo una visión de desarrollo del país, comprometida con la innovación tecnológica en la agricultura.   A lo largo de los dos artículos se puede identificar que la innovación tecnológica es la clave para que las empresas sean más competitivas y puedan lograr la sostenibilidad de cualquier actividad productiva.

1 Silva, Baker, Shepherd, Jenane & Cruz. Agroindustrias para el desarrollo. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Roma, 2013 2 Pomareda C. & Hartwich F. Innovación Agrícola en América Latina. Comprendiendo el papel del Sector Privado. Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI). Lima, Perú. 2005